Las personas con Síndrome de Down tienen idénticos derechos a participar de la vida académica, social y productiva.

A fines del Mes de Julil de 2016, Tucumán contó con la presencia de Pablo Pineda, actor y licenciado en Psicopedagogía. Es sus audiencias a «salón lleno», emocionó a cientos de tucumanos tal como lo hizo en cada provincia y medio de comunicación que visitó.
Más allá de la pasajera emoción que causó en la sociedad, desde Fundación Para el Desarrollo de Tucumán, estamos convencidos de que las personas con discapacidades y específicamente con Sinrome de Down, tienen el absoluto derecho a ser incluidos en todos los ámbitos.
Las limitaciones existentes que impone la Ley de Educacación, no permite que un niño con Síndrome de Down que cursó el ciclo primario, obtenga la correspondiente validación de su capacitación primaria y pueda acceder a niveles superiores como el ecundario, terciario y por qué no universitario. Este acto de injusticia y clara discriminación, no solo afecta la integración a la vida social y profesional de estas personas, sino que vulnera los derechos de sus progenitores, quien muchas veces -avergonzados e injustamente desmoralizados-no ven otra salida que no sea la de enviarlos a «escuelas especiales». Esto no solo es injusto, sino muy triste, ya que desde las instituciones educativas públicas y privadas, se emiten considerandos y juicios que dolorosamente produce una sensación de desazón y pena profunda a su familia e inclusive a sus compañeros del ciclo primario que desde Jardín de Infantes convivieron en igualdad de trato y amistad con los niños que «padecen» ese síndrome.
En casos concretos que se «ocultan por vergüenza» -Perdón, por (INJUSTA VERGÜENZA), los niños son apartados de sus compañeros y del ámbito educativo tradicional, con consecuencias graves tanto en el niño, como en sus padres y compañeros.
En épocas en las cuales los derechos plenos de las personas con alguna discapacidad, son vulnerados, nos encontramos con Colegios e Instituciones que en una actitud francamente inmoral, ponen excusas inexcusables sobre -inlusive- la aceptación del niño en los niveles de Jardín o primario con el violento argumento de que en las mismas «apuntan a la excelencia académica»
Estos y tantos otros casos, hace que en carácter de URGENTE, se adecue la currícula y la normativa que regula esta situación.
El equipo de Fundación Para el Desarrollo de Tucumán, se encuentra trabajando en una nueva Ley de Educación, que de por tierra con conceptos y pre conceptos altamente discriminatorios.
Dejamos para la reflexión individual y para que aquellos que tienen oportunidad de modificar las Leyes que imponen estos conceptos arcaicos , tomen nota y se aboquen a resolver esta situación.

Desde Fundación Para el Desarrollo de Tucumán, hacemos saber que tenemos propuestas superadoras y vamos a involucrarnos con el ánimo de colaborar con asociaciones que ya trabajan al respecto.

Atentamente

Pablo Mirande

Relaciones Institucionales y Comunicación de 

Fundación Para el Desarrollo de Tucumán

Compartimos además un par de interesantes artículos e invitamos a subirnos a la ola del desarrollo social e integrado de los niños con Síndrome de Down y de capacidades diferentes. Hacemos nuestro el precepto y mandato constitucional y tratados internacionales, que garantiza la igualdad ante la ley.

 

http://www.eldefinido.cl/actualidad/lideres/7315/Dos-testimonios-de-profesionales-con-sindrome-de-Down-que-haran-replantearte-todo/

 

http://www.lagaceta.com.ar/nota/691822/politica/pablo-pineda-emociono-hasta-lagrimas-funcionarios-discurso.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook